María Dominga: “Gracias a Financiera Finsol soy una mujer de éxito”

Posteado el 09 may en Blog

La vida de la señora María Dominga Escobar Hernández es un ejemplo para todas las mujeres, un testimonio que demuestra que con optimismo y perseverancia es posible superar la adversidad.

Hace 20 años ella fue víctima de la violencia en la comunidad de Armenta cuando en un asalto dos delincuentes además de robarle sus pertenencias le cortaron una de sus manos.

Sumado a esta tragedia, María Dominga también fue abandonada por su esposo, quien la dejó sola con sus pequeños hijos. En ese momento, recuerda, “no sabía cómo hacer porque no podía trabajar”.

Al no contar con un trabajo, se vio en la necesidad de vender su ganado para poder generar algún ingreso para su familia, ahora desamparada.

Fue en este momento difícil de su vida, cuando empezaron a surgir nuevas oportunidades para ella. El equipo de asesores de Financiera Finsol le hizo una visita a su hogar en El Zapotal, la casa de uno de sus hijos mayores donde ahora residía.

Ahí comenzó a trabajar con el poco dinero que le daban sus hijos y el grupo que formaron para recibir crédito de Financiera Finsol, dinero que invertía en su negocio de venta de tortillas.

Poco a poco se fue levantando, luego recibió una nueva visita de los asesores de Financiera Finsol, quienes la incentivaron a trabajar sola. Esta vez dio un giro a su negocio y decidió dedicarse a la venta de artículos.

Al inicio fue difícil, ya que algunos de los clientes no le pagaron. “Seguí luchando hasta recuperarme y pagar el préstamo para no quedarle mal a la empresa”. La perseverancia de María Dominga es admirable, “ahora me dieron un nuevo préstamo, estoy con la venta de mercadería (…), y me va muy bien en mi negocio”.

María Dominga agradece al equipo de Financiera Finsol “que siempre confiaron en mí y me dieron la oportunidad de seguir trabajando y no dejarme vencer. Gracias a su apoyo y comprensión, mi negocio ha crecido favorablemente, y ahora soy una mujer de éxito”.